Renato Cuéllar, Profesional en economía,
Full Stack y Consultor en Marketing Digital

Hola, soy Renato cuéllar, consultor en marketing digital.

Estoy comprometido en ayudar a negocios y marcas a través de Inbound Marketing y creación de contenido de valor para sus usuarios.

¿QUÉ DEBERÍAS ESPERAR DE MI?

Valor

Mi misión es transmitir todo mi conocimiento para tener éxito juntos, no me quedo con nada, te daré todo el valor que pueda.

Frases

» Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo» Albert Einstein

Competencia

Mide todo, podemos mejorar todo lo que medimos.

Palabra personal

Disciplina, creo firmemente que para tener éxito el 5% es talento, el 5% es suerte y el 90% es disciplina.

¿Qué es lo primero que debería entender?
Debes entender la diferencia entre valor y precio, las cosas no son caras a menos que sientas que no tiene el valor suficiente para lograr ese costo.

UN POCO ACERCA DE MI

Hola, soy Renato Cuéllar, y quiero contarte como casi arruino mi vida.

Como muchos latinoamericanos, soy hijo de una madre soltera, una dura y berraca mujer del Huila, nacida y afectada en la época de la violencia de mi país, no la de los 80’s, la de los 50’s, aunque si lo pensamos ha habido mucha violencia en Colombia.

Como muchos jóvenes en mi país, le dí gusto a mi madre y estudié una carrera que sabía no iba a ejercer.

Me gustaban los negocios y quería entender más acerca de los negocios y las finanzas.

Así que estudié economía y muy a mi pesar, me dí cuenta a mitad de la carrera que ya no iba a ser lo que yo quería para mi vida.

Pero entonces, ¿Por qué seguí estudiando?, mi madre se endeudó hasta decir ya no más por pagarme mis estudios, sabía que si no terminaba la carrera, no terminaría ninguna, o al menos eso pensaba. Entendía el esfuerzo que había hecho y sabía que no podría seguir haciéndolo por mucho tiempo.

Cuando comencé a trabajar, lo hice en la súper intendencia financiera de mi país, pero solo pensaba en lo infeliz que era trabajando en ese sitio.

Pero que más podría hacer, si estaba perdido y no sabía que hacer con mi vida.

Entonces, sucedió lo mejor que pudo suceder; me despidieron, realmente no fue sorpresa, sabía que mi trabajo no era el mejor. Aunque no fue la única vez que me despidieron, si fue en la que más perdido me sentí.

Duré casi un año desempleado, y comencé a buscar nuevas alternativas, un buen amigo me dijo que buscaba un CM para una barbería, yo ni sabía que era un CM es community manager y menos cómo hacerlo para una barbería.

Estaba tan desesperado que le dije que yo podía hacerlo, el con mucha duda solo hizo lo que hace un buen amigo, me contrato sin casi pagarme, pero bueno, al menos ya tenía empleo.

Luego de eso encontré algo que realmente me apasiona en la vida, lo supe casi de inmediato, ya que me obsesioné en entender y saber cada vez más y más del tema, he hecho cuanto curso haya y me he especializado en la generación de contenido; bueno o al menos eso me gusta creer.

MI CARRERA PROFESIONAL

Puede que haya sido por azar del destino o en lo que quieras creer, pero lo que yo encontré fue vivir de lo que me gusta hacer, alguno le llaman a eso éxito.

Tengo más de 7 años trabajando en roles de marketing digital, en los últimos años he intentado pulir mis habilidades de programación, de diseño gráfico y realización audiovisual.

Siempre he tenido una vena emprendedora, recuerdo desde que tenía 5 años y calcaba los dibujos de Dragón Ball Z para venderlos a mis compañeros de clase al doble de lo que costaba el póster de donde lo había sacado, argumentando que era un trabajo artesanal y por eso era más costoso.

Desde ese entonces sabía la diferencia entre valor y precio, sabía que nada es costoso, sino de poco valor para la personas.

Ya a mis 20′ mientras era CM para la barbería (hace 7 años) también había conseguido una cuenta con una empresa de maquila artesanal, si, maquila artesanal, LA CASA JAGUAR, básicamente es el mismo ejemplo del póster y el dibujo calcado, al realizar prendas artesanales ellos le daban un valor agregado y lo podían vender más costoso.

En está empresa aprendí demasiado, salí de mi zona de confort de muchas maneras, ya no manejaba solo Facebook y Google My Business, ahora si necesitaban un e-commerce, necesitaba crear una estrategia, contenido, realizar la programación, el diseño gráfico y básicamente todo.

Esto fue una gran escuela, ya que al no saber donde terminaba mis responsabilidades a todo le decía que si, realmente no sabía hacer nada de lo que me pedían, pero esto hizo que aprendiera y comenzará mi hambre de conocimiento.

Luego llego la gran empresa, me reclutaron de la multinacional más grande de bebidas embriagantes del país (casi la única), era una buena oferta como brand developer, lo cuál para mi era un titulo bastante fancy.

Con ellos estuve dos años, y realmente creo que mi aprendizaje se estanco bastante, no porque fuera una mala empresa, sino porque cuando trabajamos en una empresa tan grande y estable son muy pocos lo retos que se generan en nuevas áreas, aprendí todo lo que debía aprender en 3 meses y nunca volví a aprender nada más.

Caí en la trampa de la seguridad financiera, sabes con qué cuentas aunque sientas que es poco, estuve dos años con esa trampa mental hasta un día que mi madre estuvo muy enferma y hospitalizada y al no darme permiso para estar con ella, aún cuando la habían diagnosticado con muerte cerebral (Gracias al señor fue un error de diagnostico) no tuve más remedio que renunciar.

Luego de eso me dedique a cuidar a mi madre y trabajar como freelance, hice cuanto curso se travesara en mi camino, (Google, Facebook, EdX, Platzi, Udemy, Domestika, etc…) y ponía en practica todo con los clientes que tenía.

Aprender la teoría no es sencillo, pero es mucho más fácil que ponerla en practica, saber que un error cuesta mucho dinero y eso te puede costar clientes y reputación.

Ese fue el camino por el que pase, hasta 2018, que al conseguir un cliente que me dijo que solo trabajaba con empresas, decidí establecer la empresa formalmente y ya trabajar en mi empresa.

¿Y AHORA QUE SIGUE PARA RENATO CUÉLLAR?

LOAD es mi futuro, aunque mi marca personal es el hito en el que estoy concentrado ahora, sé el potencial que tengo y todo lo que puedo crear y hacer.

Siempre he sido una persona muy curiosa, tengo muy buenas ideas y la disciplina para ejecutar, no será un camino fácil o sencillo, pero estoy seguro que nada que valga la pena lo es.

Mi equipo poco a poco se va volviendo más grande, en 2018 era yo solo, ahora son 3 personas en nomina y una docena de freelancers para proyectos específicos, un equipo te da la confianza para poder desarrollar retos más grandes, aunque también es la responsabilidad de ellos y sus familias.

Mis noches de diversión cambiaron hace mucho por noches de trabajo, pero es lo que amo y me apasiona, lo hago con gusto y para ayudar a más y más personas.

Mi motor son los emprendimientos y startups, para poder sacar a Latam adelante necesitamos más emprendedores que generen trabajos de calidad, mi compromiso es con ellos, el 95% de las empresas que se constituyen no superan su tercer año de vida, quiero que eso cambie y que cada vez haya más y más generadores de cambio.

Mi trabajo es y será mi actividad preferida, no me canso de aprender más y más y soy conciente que aún falta mucho en el camino, pero mi curiosidad es insaciable y mi compromiso es transmitir ese conocimiento.

MIS VALORES

Original.

Nadie es perfecto y tampoco voy a re-inventar la rueda, quiero usar mi conocimiento pero siempre siendo honesto y transparente.

Nunca paro de aprender.

Soy curioso, me gusta saber el por qué, tengo siempre mucha hambre de conocimiento, no sería bueno en lo que hago si no fuera de esa forma.

Humano.

No soy una maquina, soy una persona real, con un equipo, una familia y con problemas reales, aprecio a cada persona en mi entorno y les doy siempre las gracias por ser parte de mi sueño.

Emprendedor.

No tengo miedo a intentar cosas nuevas, quiero formar tantos emprendedores como pueda.

Innovador.

Me gusta crear, quiero estar conectado con algo más grande que yo mismo.

¿POR QUÉ TRABAJAR CON RENATO CUÉLLAR?

Mi compromiso contigo es la calidad.

Para mi es muy importante siempre dar más valor de lo que las personas esperan, busco permanentemente que mi costo sea inferior a mi valor, quiero que todas las personas que trabajen conmigo queden satisfechas e impactadas con los resultados míos y de mi equipo.

¡AQUÍ PODRÍA COMENZAR NUESTRA HISTORIA JUNTOS!

Únete a nuestro newsletter gratuito

Podríamos hacer grandes cosas juntos, no lo pienses y únete

×